top of page

¿Cómo gestionar los residuos de tu cepillo de bambú?

Como sabemos, el mango está hecho de bambú moso, que es un material 100% compostable, sin embargo, las cerdas están compuestas de nylon 6 (el plástico de mayor grado de degradación del mercado) o de origen vegetal. Por lo que, tanto el mango como los filamentos van en contenedores separados.


PASO A PASO


1: Remueve las cerdas del mango

Para filamentos reciclables (nylon 6 dupont):

Primero, debes separar las cerdas con una pinza y depositarlas en el contenedor amarillo destinado para residuos plásticos. Te sugerimos juntar los filamentos en un pequeño recipiente de plástico reciclable, ya que son muy pequeños y son difíciles de recoger en caso de que los tires sueltos. Si haces eco ladrillos también es buena opción depositarlos ahí.

Para filamentos de origen vegetal (100 % aceite de ricino):

Primero, debes separar los filamentos con una pinza y luego puedes enterrarlos en la tierra de tu casa.

Si no puedes hacerlo ahí, podrás tener la tranquilidad que no se convierte en microplástico, porque es proveniente de recursos renovables, pero ten en cuenta que el informe entregado por el fabricante, indica que no es compostable ni biodegradable.

-Es una excelente alternativa a las cerdas plásticas, ya que proviene de un recurso renovable y no del petróleo.


Además, en la práctica sabemos que las cerdas plásticas reciclables de un cepillo, en su gran mayoría no terminan en reciclaje, puesto que son pequeñas y se pierden o se deben reunir una gran cantidad de cerdas para que sea efectivo y es difícil su trazabilidad.


2: Desecha el mango de bambú

Queremos asegurarnos de que el mango de bambú 100% biodegradable se convierta en un elemento compostable para nuestro medio ambiente. Asegurémonos de desecharlo correctamente en el contenedor, donde se depositan los residuos orgánicos (para luego compostar).


3: Otras alternativas

Para no desechar tu cepillo de bambú: ¡Reutiliza y dale una segunda vida al mango!


ARTÍCULO DE LIMPIEZA

A la hora de limpiar nuestras casas, a menudo hay lugares complicados, donde el usar un cepillo de diente es una muy buena opción. Por ejemplo: el teclado de la computadora, utensilios de cocina, limpieza de llaves, zapatos, sacar manchas de la ropa, manualidades, etc.

Recuerda que una vez que cumpla estas otras funciones y tengas que desecharlo, realiza los pasos anteriores.


ADORNO EN TU JARDÍN

Otra alternativa es que una vez quitadas las cerdas, puedes identificar tus plantas o hierbas con el mango de bambú.

COMPOSTAJE

Puedes crear tu propio abono natural con los desechos orgánicos de tu hogar, dejando ahí el mango de tu cepillo de bambú.

Una opción que ayuda a reducir la basura de los vertederos y ayuda al crecimiento de tus plantas.

Muy buena alternativa que usaremos por el resto de nuestras vidas. Si cada persona adopta este hábito de limpieza sostenible para el planeta, evitará que aprox. 300 cepillos de plástico en la vida de cada persona terminen en el mar contaminándolo.

8 visualizaciones1 comentario

Entradas recientes

Ver todo

1 Comment

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Rated 5 out of 5 stars.

Oooooh me encanta !

Like
bottom of page